nytimesYa estoy aburrida de leer tesis catastrofistas sobre el negro destino de los diarios en papel y de los especulativos anuncios acerca del futuro de los medios digitales.

La última afirmación tremendista que leí la dijo el siempre polémico Arcadi Espada (les linkeo su columna digital en El Mundo y su sitio personal) , quien sospecho que tras hacerse un nombre en el papel ahora vive de lo que escribe en la red (como yo). Dice que “el papel está acabado”, pero me gusta su mirada ecológica del modelo de reemplazo: “Ahora hay algo mejor que es el periódico digital que es más higiénico y no hacen falta podar árboles, ni kioscos para su distribución y eso hay que verlo sin ningún tipo de dramatismo” .

Ante tantos presagios negativos, me alegró ver el ránking de más abajo que posteó Darío Gallo (editor de Perfil.com) en el sitio de Internet no muerde (en serio, no muerde).

Los mejores 10 diarios digitales de 2008 (EE.UU.)

1. The New York Times

2. The Washington Post

3. The Wall Street Journal

4. The Jacksonville Times-Union

5. The Philadelphia Inquirer

6. USA Today

7. The St. Paul Pioneer Press

8. The Atlanta Journal-Constitution

9. The Arizona Republic

10. The Columbus Dispatch

Lo que me gusta del ránking es que los tres mejores sitios son de los más tradicionales diarios en papel de Estados Unidos, lo cual habla de que han sabido adaptarse y trasladar la calidad del papel al computador. Justo anoche comentaba con unas amigas lo agradable que es el sitio del New York Times. Se puede leer toda la edición de los kioscos, pero además es una fuente inagotable de información sólo disponible online, lo que incluye desde videos de los eventos culturales de NY, recetas de cocina, datos de viaje e información minuto a minuto.

La semana pasada golpearon con una contundente investigación sobre la muerte del prófugo médico nazi Aribert Heim en El Cairo y desplegaron una impresionante cantidad de elementos multimedia que contenían aquellas joyas que se pierden en otros formatos: los documentos, en este caso inéditos, incluyendo cartas, apuntes, testamento y certificado de defunción. Todo, en un formato amigable y al que se sumaban video, slideshow y fotos.

Al ver el ránking entré, después de mucho tiempo, al sitio de The Wall Street Journal, para comprobar que sigue teniendo información a la que sólo acceden los suscriptores. Yo pensé que dicho modelo había muerto, pero más me sorprendió leer (vía Arcadi Espada) que en los últimos días el New York Times ha publicado textos que sugieren que podría sumarse a una fórmula de pago, pero con variaciones.

La primera señal la dio el columnista David Carr, quien ante la quiebra de numerosos periódicos y el aumento de la lectura en sus sitios web sin el mismo correlato de la publicidad en línea, propone una fórmula de financiamiento que podría ser una suerte de i-Tunes para las noticias, pues Apple estaría desarrollando un Ipod Touch de pantalla más grande (entre 7 y 9 pulgadas, similar a un netbook) . Carr cree que se puede desarrollar un modelo de negocios que haga que la gente pague por las noticias, tal como ahora descarga las canciones de i-Tunes.

kindleMás cara de anuncio tienen las palabras de Bill Keller, editor ejecutivo del New York Times, quien en una entrevista en que responde a las preguntas de los lectores, afirma que si bien el diario desahució su práctica de cobrar por ciertos contenidos porque pese a ganar US$ 10 millones perdían lectores, existen otros modelos de pago que podrían ser más útiles para la industria de los diarios.

Copio el resumen que hizo en castellano Periodismo Ciudadano sobre las ideas de Keller:

-Keller piensa que quizás este fracaso se debió a que sólo una parte y no el periódico entero fue puesto tras la barrera de pago -o quizás a que no se hizo de pago la parte adecuada. Añade además que el principal fallo de este modelo es que los contenidos de pago no son indexados adecuadamente por los motores de búsqueda. En su opinión, la remoción de este obstáculo abriría de nuevo la puerta a este modelo.

– Un modelo de micropago, en el que los lectores paguen unos céntimos cada vez que hacen clic en una noticia. Keller opina que este modelo podría funcionar, al igual que ha funcionado en la industria de la música, a pesar de la existencia de redes P2P y otros canales gratuitos.

– Nuevos dispositivos de lectura: Keller recuerda que hay lectores que en la actualidad pagan por leer los contenidos del The New York Times en sus Kindle, y apunta que quizás este modelo adquiera relevancia a medida que se popularicen los dispositivos de este tipo (algo similar a lo que propone Carr).

-Un modelo sin ánimo de lucro: En los últimos meses, se ha debatido mucho en EEUU la posibilidad de que los medios impresos sean dotados de fondos operativos, de un modo similar a las universidades o las fundaciones. A este respecto, Keller indica que hay muchos medios que ya operan parcialmente subvencionados (BBC,NPR) y añade que esto no sería deseable para el The New York Times, ya que las donaciones suelen implicar obligaciones y repago de favores respecto a los donantes y, además, no son un talismán infalible contra la crisis económica. Finalmente concluye que la libre competencia es positiva para los medios.

¿Vuelven los diarios online de pago? Espero que lo del señor Keller no haya sido un anuncio. ¡Por favor!