Las Blackberries de la Casa Blanca

Las Blackberries de la Casa Blanca

Un poquito de autobombo no le viene mal a nadie.

No salió en LUN como yo bromeaba, pero el post sobre política 2.0 fue replicado en El Mostrador y obligó al senador Guido Girardi a responderle a Schaulsohn, quien en el Facebook de René Jofré lo había calificado como Don de la mafia.

“Yo no le doy autoridad moral a Schaulsohn para que hable de probidad y democracia. Hay que tener un poquito de autocrítica en la vida. Hay que aprender de los errores. Al menos por lo que han publicado algunos medios, él no debiera ser quien se arrogue las banderas de la transparencia y la probidad”, replicó Girardi. Me contaron que estaba indignado.

A raíz de otro post, el del fotógrafo de Obama, el anónimo bloguero Simenon escribió que ahora sí la Casa Blanca abrió una cuenta Flickr para que todos puedan ver las fotos de Obama.

Felicito la decisión, pues es una forma más amable de ver las imágenes oficiales del fotógrafo del presidente de Estados Unidos, Pete Souza.

Son famosas las imágenes de Obama usando su Blackberry (que el Servicio Secreto le acaba de devolver con un software que encripta las comunicaciones), pero no es el único adicto a los aparatitos tecnológicos. La foto que ilustra este texto es de las Blackberries de los asistentes a una reunión sobre Pakistán y Afganistán que tuvo lugar en gabinete presidencial. Cada teléfono es marcado con un post-it para que los dueños no se confundan de aparato. Esto ya vendría siendo como política 2.1.